Consejos personales para un vida a dos: Cenas romanticas




Una de las cosas que más me sorprende a principios de verano es cuando encuentro algunas parejas de amigos que dicen disfrutar del verano cada uno por su lado, ella en Londres y él en Ibiza. Y lo más curioso de todo eso y que ya  no me sorprende tanto es precisamente  ver estas mismas parejas  a principios de Septiembre con los papeles de divorcio debajo del brazo.

Vamos a ver....

No creo en  las parejas que no hacen vida propia y que están pegados a las 24 horas del día sin respirar, pero las vacaciones en mi opinión es algo fundamental y que se vive en pareja y más si están casado, ¿sino qué sentido tiene estar casado?


Otras de las cosas que oigo a menudo es la típica frase:

 "¡ Si comemos en casa no hay que tener tantas formalidades!

¿A qué te refieres con formalidades?


¿De abrir la puerta del coche para que ella pueda salir?

¿De apartar la silla para que ella pueda sentar?

¿De descorchar una  botella de Champagne?

Si hay alguien en este mundo  que todavía cree que esto impresiona os voy a contar un par de consejos muy útiles para la primera y todas las cenas de nuestras vidas.


Cena romántica


Una cena romántica más que comer fuera significa comer en pareja en un ambiente agradable, música suave para que la conversación fluya sin tener que chillar o simplemente hacer gestos con la cabeza.

Buenos modales y rompiendo el hielo 


Tener el control y equilibrio sobre una situación es algo complicado pero necesario si queréis llegar en algún lugar.

En una cita o cualquier ocasión siempre vale una pequeña palabra informal o broma para romper el hielo y hacer  que la gente se sienta cómoda, mucha tensión causa confusión, una persona nerviosa tiende hablar demasiado deprisa y a disparar palabras sin pensar, respira, piensa, cuente hasta 3  y suéltalo, pero muy despacio.


Ni mucho, ni poco..... Ten cuidado con las bromas pesadas, de mal gusto o difícil de entender, recuerdo una vez un ex que tenia manía de soltar dichosas frases que ni Shakespeare sería capaz de entender, o contar chistes que uno quedaba a cuadros pensando "¿ Me estas tomando el pelo???", eso funcionaria si la persona sea muy pesada y la noche se hace demasiado larga, entonces habría que escribir un post sobre ....Como abandonar una cena antes del postre.



¿CENAR EN UN RESTAURANTE O EN CASA?

 
Con las crisis se ha puesto de moda comer en casa, genial....si sabes cocinar sino es mejor que te ahorres un par de euros para ir a un restaurante o de tapas.

Las cenas románticas son cenas románticas no cenas del día a día, es algo especial y da igual que os conozcáis  a vuestra pareja solo 24 horas o 24 años, una cena romántica define que es algo dedicado a los dos, ni os ocurra llevar el mejor amigo, la madre o hermana pequeña, tres es multitud!

Si vais tenéis pensado hacer algo especial en casa, tanto vale para los chicos como para las chicas, jamás de lo jamases os ocurra presentar  en bata y zapatillas de andar por casa, el amor y romanticismo se irá en  pocos segundos, reservar un par de horas antes de preparar la cena, luego una ducha, perfume y elige tu mejor ropa, la presentación es indispensable.

Si de lo contrario habéis optado por un restaurante aquí va otro consejo, no intenteis impresionar buscando el mejor restaurante y eligiendo el mejor plato, os puedo asegurar basando en mi experiencia que comer caracoles en un cena no es lo más recomendable, elija un menú normal que se pueda degustar sin marchar, sin causar un silencio con interminables espagueti o queso que se parecen más a chicle que cualquier otra cosa.


Hablamos


En una cena romántica se habla de cosas personales, en una primera cita podemos contar cosas sobre nosotros no sobre nuestro pasado o peor sobre los problemas. Disfruta del momento si agobiar la otra persona contado que el jefe es un pesado o que una compañera de trabajo le amarga la vida, no haga de una noche de sueños una pesadilla.

Intenta mantener una conversación fluida, pausada de cosas que realmente importan, nunca hable de tus ex novios(as) en una primera cita y creo que en ninguna de vuestra vida pese que lleve muchos años con tu pareja, creo que es algo que no tiene porque recordar, se acabo y punto final.

Hable pero  también dejen que los demás cuenten algo, una charla entre dos personas se llama dialogo...no un monologo.


¿Pagas tu, pago yo o a medias?

Dinero y romanticismo no combinan y no se habla sobre él,si queréis pagar o ayudar a pagar la cuenta  se puede insinuar tu intención  con actitudes, no hace falta que os pongáis como loca y frenéticas en querer pagar, si es una invitación lo más normal que pague él pero no es una regla, podéis hacer en el momento que se cierra la cuenta sacar la cartera en un gesto de buena educación pero si él dice pago yo con una voz firme, conociendo a los hombres es mejor que deje que pague él y lo puede dejar caer que una próxima lo invitas tu o una ultima copa a final de la noche,  de esa forma no causamos una situación embarazosa y de difícil salida.

 Normalmente con el tiempo esto ya no será una tema tan complicado porque hay confianza y seguramente  más de una vez podrás decir.... ¿A medias?

En todo caso hoy existen miles de webs que ofrecen descuentos y ofertas para salir a cenar por si unos de los dos están en paro y hay que ahorrar, ser una mujer listas cuenta puntos.




Fin de la velada

Lo importante de este post y de la cena es disfrutar y ser feliz, no intentéis aparentar algo que en realidad no existe, hazlo importante, tómalo en serio pero no convierta la velada en un reto, no es un campo de batalla es solo una cena romántica.
¡Qué disfruten de la noche!

By Boulevard Pink

INSTAGRAM FEED

@soratemplates