Croissant más sencillo imposible


Esta es la segunda vez que os propongo una receta de croissant, la primera que hice me pareció muy complicado y pensé que no volvería repetir. Esta vez me he puesto las pilas y creo que no solo he dado con la receta perfecta (o casi) si no que me di cuenta que es más fácil de lo que pensaba, quizás los nervios y la duda jugaron conmigo y tenia miedo porque no estaba segura si iban ser croissants o simples bollos.

Espero no complicar otra vez porque es fácil de hacer, no hay que andar con tantas historias ni miedo y ni tantos paso a paso, ya veréis que es fácil.

Ingredientes:

500 gramos de harina blanca o de fuerza (podéis mezclar mitad blanca y mitad harina de fuerza)
25 gramos de levadura
100 gramos de azúcar
2 Huevos
1 pizca de sal
150 gramos de mantequilla Asturiana (probé con la marca Carrefour y no quedan bien, lo siento).
Agua




Elaboración:

- En bol mezclamos los ingredientes secos (harina,azúcar,sal), agregamos 2 huevos batidos y amasamos.
- Añadimos agua templada suficiente para ligar a masa, debemos formar una bola asi que la cantidad de agua es muy poca porque también dependerá del tamaños de los huevos, yo utilice huevos medianos.
- Por ultimo agregamos la levadura desmigada y seguimos amasando formando una bola que se despegue de las manos.
- Envolver con plástico film y llevar a la nevera por 30 minutos
- Sobre un trozo de plastico film poner los 150 gramos de mantequilla en temperatura ambiente, cubrir y con el rodillo ablandar hasta que quede plano, este paso es solo para que no quede trozos de mantequilla por la masa, de esa forma se trabaja mejor.

- Sacamos la masa de la nevera, estiramos con un rodillo formando un rectángulo.
- El en centro de la masa incorporamos la mantequilla.
- Coger las puntas de la masa y llevar al centro formando un libro
- Pasar el rodillo sobre la masa, doblar formando un libro y llevar a la nevera por 30 minutos para que la mantequilla endurezca un poco.
- Sacamos otra vez la masa de la nevera y pasamos el rodillo formando un cuadrado , podemos añadir un poco de harina si es necesario.
- Llevamos otra vez a la nevera por 30 minutos
- Sacamos otra vez y estiramos la masa con la ayuda del rodillo.
- Cortar la masa en forma de triángulos (formar un circulo, hacer un cruz y luego dividir esta cruz en varias partes para lograr varios triángulos).
- Enrollar los triángulos formando un croissant, pintar con huevo batido y hornear a 170º
- Pasado unos 10 minutos pintar otra vez con un poco de huevo o leche
- Hornear durante  15 minutos aproximadamente o hasta dorar.




En la receta original se añade leche en polvo y no lleva huevo, además la cantidad de mantequilla es superior la que he echado a la receta, todo esos cambios han sido favorables y el resultado como podéis apreciar es delicioso.

La forma como se prepara el croissant no es complicado porque se trata de una masa de pan normal y corriente,  lo único que se debemos tener en cuenta es el amasado con la mantequilla, es lo que da ese aspecto hojaldrado. Hay gente que sigue a raja tabla la forma como se debe doblar la masa, he probado de la forma sencilla y sin tantos cuidados y el resultados ha sido igual.



Feliz fin de semana

by Boulevard Pink 

INSTAGRAM FEED

@soratemplates