Escribir en un diario ¿Cosa de adolescentes?



Tengo un hábito poco común en mujeres de 30 años, todavía sigo escribiendo en un diario. No lo hago con tanta frecuencia a igual cuando tenia 13 años pero si voy apuntando cosas importantes en mi vida, acontecimientos inolvidables como el nacimiento de mi hija  y por supuesto fechas que jamás puedo olvidar como por ejemplos los cumpleaños de mis amigos.

Para muchos escribir en un diario es cosa de niñas adolescentes románticas o cursis, yo pienso que es un forma de relajar, de entretener y de practicar. Cuanto más escribo más aprendo y menos me olvido, me encanta repasar paginas de años atrás y ver cuantas cosas cambiaron.

Dicen que las palabras cogen fuerzas cuando pasan a un papel y creo que después de muchos años puedo decir que hay algo de verdad en eso, recuerdo las listas de objetos para el año:

- Estudiar idiomas
- Apuntarme al un gimnasio
- Ahorrar
- Especializarme en algo relacionado con el trabajo.

Os puedo decir que he logrado  buena parte de los deseos publicados en mi diario sin embargo aquellos deseos  que jamás llegaron al diario  tan poco se realizaron, ¿coincidencia?




Escribir por placer, por entretener o  incluso ganarse la vida escribiendo es lo bien más apreciado que tenemos, recuerdo una película que vi hace años " Estación central de Brasil", una historia de una maestra que ganaba la vida escribiendo cartas dictadas por analfabetos, entre la adversidad y la soledad se desarrolla una historia que consiguió dos nominaciones al Oscar  y premios Globo de Oro, Premios BAFTA, Premio de publico en el festival de San Sebastiao, Oso de Oro y Oso de Plata  en el festival de Berlin.


Ayer os hablé de mis gusto por la lectura y hoy comparto mi gusto por escribir.

 ¿Y vosotras?

¿Tenéis algo que os apasiona en la vida?






mil besos,

by Boulevard Pink 

INSTAGRAM FEED

@soratemplates