Te deseo amor del bueno



Te deseo amor del bueno, no ese amor de usar y tirar, amor sincero, puro, sin prejuicios, con cabeza, con ideales.

Te deseo amor del bueno, el de verdad, el que nunca has visto ni sentido, el que no ocupa todo el tiempo, ni intoxica, acapara o sufoca, pero si ese amor que le apetece tenerlo siempre en su justa medida, respetando el espacio y las necesidades de cada uno.

Te deseo amor del bueno, ese amor que te pones cara de tonto, que hace brillar los ojos y multiplicar sonrisas. El que te hace despertarse y acostarse con la tranquilidad de saber que alguien suspira por ti y que desea  lo mejor para ti.

Te deseo amor del bueno, el que no apunta con el dedo, el que no busca culpables y si soluciones, mejorías para el día a día. El que no pide nada cambio y si demuestra que en cada instante merece la pena seguir adelante.

Te deseo amor del bueno, el que suma y no resta, el que multiplica o el que retira a tiempo lo mal dicho y reconoce cuando no se ha cumplido lo prometido.

Te deseo amor del bueno, el que dice gracias, el que sorprende, el que simplifica, el que no necesitas palabras para entender.

Ese amor, amor del bueno, es lo que tengo para dar y te deseo, un amor sin condiciones ni complicaciones porque para complicarse ya esta la vida misma.

Te deseo amor del bueno, el que te hace vibrar, soñar despierto, el que enseña ver la vida con tanto pasión y que te ayuda a  ser más positivo.

Te deseo amor del bueno, el amor que ofrece refugio, un hogar seguro para descargar tus horas de estrés y más necesidad, el que no te preguntará nada porque no hará falta saber.

Te deseo amor del bueno, el que te haga olvidar las penas y que te haga recordar las alegrías, que tiene el poder de reavivar  las emociones como las cenizas, un amor que suba la temperatura cuando haga frío, que te haga temblar de placer, un amor que no tiene limites, ni frenos pero un amor consciente, maduro y con mucha sabiduría.

 Te deseo amor del bueno, cuando las palabras sobran y los gestos dicen mucho, con un simples me gusta o halago hace que todo cobre sentido, ese es el amor del bueno el que llevo preparándome todo este tiempo y que te ofrezco con humildad, con cariño, con dulzura y me preguntarás ¿Es cierto? ¿Será verdad?

Ese amor de bueno que llevo dentro es único, irrepetible y incomparable, porque podría desear otras cosas, podría proponerme otros propósitos, pero he llegado a la conclusión que mi misión, mi objetivo, mi destino es ofrecer únicamente.... amor del bueno.













INSTAGRAM FEED

@soratemplates